Revista La Maza N° 25


EDITORIAL
  En estos días, el mundo entero concentra su atención en Grecia, donde se juega, muy posiblemente, el futuro del euro, de la Unión Europea y de los planes antipopulares del capitalismo en crisis. En aquellas latitudes, el pueblo helénico, vanguardia de la resistencia anticapitalista europea, enfrenta en las calles a la imposición de los usureros franco alemanes y a sus lacayos locales, mientras los capitalistas de todo el mundo tratan de convencerlo de que si no cede, si no se allana a sus exigencias, si no depone sus protestas insurreccionales, le aguarda el peor destino posible, el de ser marginado de la civilización especulativa internacional. Haciendo oídos sordos a esas amenazas, los griegos paralizan el país, pueblan con multitudes las plazas, se organizan en asambleas populares, persiguen por las calles a sus políticos y exigen, con una voz que parece un trueno bajando del mitológico Olimpo, que la crisis la paguen los capitalistas!! Y en la Unión Europea, en los despachos de los sofisticados banqueros alemanes y franceses, en las cuevas de los inversionistas, el fantasma de un crack masivo, de un contagio inexorable, de un efecto dominó que arrastre a Portugal, Italia, Irlanda y España se agiganta y estremece a las finanzas internacionales. El ejemplo de resistencia helénica, después de los referéndums en los que el pueblo de Islandia rechazó pagar la deuda usuraria, es una mecha flameando encima de barriles de pólvora distribuidos en todo el sur europeo, mientras enfrente, Mediterráneo mediante, las revueltas de la gran nación árabe siguen estremeciendo tiranos títeres del imperialismo. Lejos del tumulto, aquí, en nuestras abúlicas pampas, CFK mira, una y otra vez, su espejito mágico y más convencida que nunca de su infalibilidad, posa su dedo sobre elegidos, premia lealtades juveniles y aduladores a discreción, arma listas de futuros funcionarios de altos sueldos y obediencia blindada, festeja anticipadamente triunfos y sueña con la durabilidad de la bonanza y sojera y la cajita feliz y con la inmortalidad del poder.

EL CRISTINISMO O LA NUEVA MANERA DE JUGAR CON FUEGO

En su soberbia, CFK no ha descubierto que la eternidad es al poder lo que el cuadrado a la circunferencia, que la bendición a leales implica la condena a réprobos, que hay que temerle menos al crítico que al adulador, que los triunfos no admiten anticipaciones, que todo gasto a cuenta puede transformarse en una dura hipoteca, que nunca hay que herir a un enemigo si no se está en condiciones de acabar con él y que no se va contra todos sino de a uno por vez. En fin, en lo que respecta a nuestra política palaciega y a la propietaria del palacio, Nicolás Maquiavelo ha escrito al pedo uno de los libros que ha sido cabecera de la política burguesa durante cientos de años. Pero lo cierto es que, ajeno a lo que parece un escenario internacional cercano a una profundización cualitativa de la crisis internacional, el cristinismo desprecia la oportunidad y el tiempo de prepararse para las inexorables consecuencias de un posible default griego o de las convulsiones sociales en nuestro principal socio comercial, China. Por el contrario, jaqueado por escándalos de corrupción que provocan vergüenza ajena, con Hebe de Bonafini transformada en mascarón de proa de la banda Schoklender, con Milagros Sala intentando explicar lo inexplicable, con Rachid y Morgado tirándose prontuarios por la cabeza delante de las cámaras, con desplantes al aparato sindical y a los intendentes y gobernadores del pejota, cada día mejor rodeada por incondicionales de lealtad a sueldo, forjados no en la lucha sino en la prebenda, el kirchnerismo ha entrado en zonas de turbulencias serias en las que contrasta su autoritarismo con la precariedad de su coraza.
En los próximos dos meses deberá poner a prueba la supuesta fortaleza de su armado en comicios que involucran a casi la mitad del padrón electoral del país y donde todos los augurios son oscuros. La Capital Federal, Santa Fe y

Córdoba constituyen desafíos que difícilmente puedan ser salvados en base al discurso, la soberbia y las construcciones artificiales. Una derrota en esos tres distritos, escenario perfectamente posible, puede tener un efecto demoledor sobre la presunta invencibilidad oficial y exponer ante los ojos del pueblo que la coraza era de cartón, las armas de juguete y los ejércitos de leales alcahuetes eran apenas precarias armadas brancaleones. Y si eso sucede, el kirchnerismo se verá obligado a conjurar las derrotas con un batacazo en las internas abiertas del 14 de agosto, única manera de reinstalar la idea del triunfo inevitable en octubre. El problema es que los que debieran ponerle el pecho a la interna son, precisamente, aquellos que han sido humillados en las listas y en los repartos de cargos y cajas, punteros barriales, viejos aparatos peronistas, intendentes, perucas de vieja estirpe y de territorialidad añeja. Será difícil, no imposible pero si arduo, convocarlos y aceitar su entusiasmo para que empujen un carro que sienten como ajeno y que los desprecia. A todo esto, como decíamos al principio, ajena a las pequeñeces de las internas de miopes burguesías provincianas, la crisis económica internacional escala en Europa, sacude la estabilidad monetaria y política del viejo continente, se propaga y tiende a ralentizar el comercio, desalienta inversiones, atemoriza capitalistas y provoca hondas reacciones populares cada vez más descontroladas. Por el bien del régimen capitalista, el gobierno debiera pensar en lo profundamente riesgoso que es jugar con fuego. Afortunadamente, para nosotros, está ocupado en sus juegos palaciegos mientras, a lo lejos, suena la orquesta del Titanic.

Queridos lectores:
Si desean leer la Revista La Maza completa ingresen al siguiente link:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Revista La Maza N° 71

Revista La Maza N° 69

Revista La Maza N° 73